Don Papito (Eye On Jacob) estaba suelto de lote. El alazán del Elimar se presentaba como cabeza de serie y como tal respondió para imponerse en la primera de la cuádruple. Luego de tomar una excelente partida, se vino en pos de los punteros para dominar a doscientos metros para el final, luego de soportar la carga de Durero y dejar a Run Run como tercero.

Séptimo triunfo del alazán (Foto Archivo)

El descargo del aprendiz Rodrigo Alonso le cayó de perlas a este hijo de la clásica Vida Mía (Apprentice) que esta tarde concretó su séptimo éxito luego de 35 actuaciones. Desde luego, crianza del Haras Los Eucaliptos.

Buena faena del aprendiz